domingo, 26 de noviembre de 2017

Bailar y moverse para ser siempre un@ mism@.

Me atrevo a dejar este post iniciándolo con un pensamiento que me aprendí de memoria cuando era pequeña:

La vida es movimiento.
Proceso, fluidez.
Pero las ideas se congelan,Se vuelven obra muerta. Se vuelven anti-vida.
No te quedes con ellas.
Muévete.
No temas ser consecuente.
La vida no es un silogismo.
La vida no es una teoría,
sino un misterio.

Suelo ir con bastante frecuencia al gimnasio bien para entrenar yo sola o a veces voy a las clases colectivas. Todos los gimnasios se empeñan en llamarlas que si pump, que si bodyintensive, bodybalance ... como que en español nos da flojera inventar un palabro para definir dicha actividad deportiva y a día de hoy los abdominales, las flexiones y las sentadillas son lo mismo porque nuestro cuerpo sigue siendo el mismo, así que bueno...modernidad está asociado a lo que vende comercialmente traducido eso si, al inglés. Me pregunto para cuándo en chino... que igual ellos nos gobernarán aunque no llegaré yo a verlo...

Bailar para mi es disfrutar, pero también es coordinar, memorizar, cambiar de planos, girar,
pensar,concentrarse... No soy particularmente fan del zumba porque simplemente no aporta nada al cerebro ni al corazón...me gusta a veces algún tipo de canción y poco más. Aunque es de aplaudir el éxito que ha tenido esta rutina en la gente porque no supone tener ninguna dote o talento en concreto, donde todo aquel que asista se ve capaz de moverse al compás de la música y porque supone un ganancia financiera y comercial.

Como digo, soy fan del baile en casi todas sus manifestaciones. Sin embargo, es complicado disfrutar de este deleite a día de hoy en los gimnasios de barrio porque está desapareciendo prácticamente del panorama, y toma fuerza las rutinas "militares "A veces, el monitor no sé la razón del porqué, enchufa la música pero evidentemente, ni él/ella le hace caso ni los que estamos para arriba y abajo tampoco... poner la música en estas circunstancias a mi en concreto, me resulta hasta ofensivo.

Ahora estoy más dedicada al entrenamiento de fuerza aunque no creo que llegue a esas cotas musculares tipo Schwarzenegger pues porque...ya me ha pillado mayor. Lo hago por cuestión de salud, ya que dicen que el entrenamiento de fuerza es más rentable en mujeres de mi edad pues, previene la aparición un sinfin de problemas óseos además de evitar riesgos cardio y cerebro vasculares y sin que falte una dieta acorde. O sea: quiero morir vieja pero en forma. Sin embargo, echo mucho de menos que haya esas clases divertidas de step, de baile, de aeróbic, de salsa... no hay demanda. Fue una moda en su momento, la cual yo me enganché pero, no volverá nunca a ser lo que fue. Ahora se sueña de otra manera. Se sueña con una foto que vemos en internet, en las vallas publicitarias, en la televisión de cuerpos tanto de hombres como de mujeres que a fuerza de años, dieta y deporte de alto nivel han conseguido esculpir el suyo y que jamás alcanzaremos simplemente porque somos lo que somos y no copia mala y barata de otros.

A lo que voy que me desvío... toda esta morralla viene a que los gimnasios tratan de vender deporte. ...salud... lo que pasa es que todos hemos de ser iguales y hacer las mismas cosas. En las clases de gimnasios todos hacen lo mismo aunque lo hagan mal en la mayoría de los casos. Creo que algo que nos hace ser diferentes es que somos únicos e irrepetibles y el baile es precisamente la manera idónea de ser únicos. Dos: ahora parece que la gente se mueve, y consume. Consume gimnasio también en su día a día, no importa si se consigue un resultado determinado, el de tener un cuerpo diez, o el de estar más fuerte que nunca, lo que importa es consumir. Hay quienes van al gimnasio a sociabilizarse aunque luego no te interese el vecino con el que acabas de platicar por un rato.

Como se consume con agobios, no hay tiempo ni interés en hacerlo por uno mismo. Hay quienes elegimos movernos, pero igual que movernos al ritmo de la música también queremos usar el cerebro, usar las emociones para expresarnos... en definitiva: bailar.

Lo malo es que para bailar usando mi mente, mi cuerpo y mi espíritu he de pagar aparte de un gimnasio y ahora, no me lo puedo permitir y si quiero bailar en el gimnasio  bailarines ya no se ven y contratar a uno bailarín es caro... los monitores son pluriempleados de todo tipo de disciplinas, hasta de atender en recepción. Un bailarín es bailarín. No vende.

Se ha justificado en estos gimnasios el hecho de que a la gente le cuesta aprender pasos de baile porque es difícil... aprender los pasitos del zumba no cuesta porque siempre son lo mismo. Cada seis semanas se baila lo mismo con la misma música.

Un profesor de baile se molesta en preparar las coreos y elegir la música y eso implica tiempo. Y los que queremos bailar esas coreos hemos de digerir todos los pasos. Y eso es lo que a mi en concreto me da vida.

No creo que haga falta tener ritmo, coordinación, oído necesariamente. No es necesario nacer con el don de bailar ex-professo. Hace falta entusiasmo, ganas y hacer que todos nuestros sentidos les cueste ponerse hasta que se consigue. Una gran parte de la población humana no tiene oído...ritmo...coordinación. Pero grandes bailarines sí han salido de las fábricas de la ilusión y del esfuerzo. Hombres y mujeres gracias al zumba pueden bailar medianamente, porque en su origen el baile ha existido y existirá siempre... aunque prefiero tener a un bailarín con mínimo 15 años de experiencia a sus espaldas y no un monitor que ha conseguido su certificado de zumba en un fin de semana pues porque el de los 15 años irá progresivamente inoculando en un@ que la danza es la expresión de uno mismo, de los sentidos y de nuestro alma y todo nuestro ser necesita tiempo. Un tiempo que se consume si no lo usamos en nuestro nombre propio










lunes, 20 de julio de 2015

COMPROMISO







Hoy me soñé contigo de nuevo. Ha sido un sueño de final de etapa y nuevo camino a tomar. Muerte y resurrección, dejando atrás a gente con la que ya no tendré nada que ver probablemente en este plano: mis antiguos compañeros de teatro, estudiantes del conservatorio, profesores, ex-amigos... Todos iban camino a un lugar en el que iban a morir. Yo también. Tenía miedo pero al mismo tiempo asumí el reto de cerrar los ojos para siempre. Seguía caminando de estancia en estancia, de pasillo en pasillo hasta que llegué a una gran piscina y me metí en ella.


  De repente...salgo de esta gran piscina donde ya había gente muriendo. Nadé como pude. Salí hacia una especie de pasillo largo de un edificio antiguo...se abrió el cielo. Era de día. La gente entraba y entraba, hombres, mujeres, niños...algunos se quedaron descolgados en ese camino hacia una muerte...por ejemplo una señora con su hija. Ambas estaban con la mirada perdida, como si no supieran dónde estaban ni lo que habían hecho. Casi con mirada de arrepentimiento. Yo recuperé la conciencia, Estaba semidesnuda y húmeda. Las dos mujeres, madre e hija, iban vestidas. Eran dos mujeres chinas. Les pregunté dónde había un teléfono. Necesitaba hablar contigo. Y encontrar algo de ropa. Me acompañaron a una estancia con muebles, las ventanas abiertas, las puertas también. Te llamé. Me contestó una mujer, debía ser una de tus amigas. Me dijo que esperara, que te avisaba para coger mi llamada. Quedé esperando a que me contestaras...pasaban los minutos y nada. Apareciste por la puerta de mi izquierda. Ibas vestida con una especie de bata de dormir o de baño. Dejé el teléfono y nos abrazamos. Y te dije que te prometía seguir viviendo por ti. Y tu me prometiste que también ibas a seguir viviendo por mi.

Las dos asumimos el compromiso REAL de seguir viviendo. Lo cual es imposible aparentemente porque tu ya no estás en este plano en el que vivo yo. Pero el abrazo y las palabras que nos dijimos fueron sólidas, reales, verdaderas. Y eso me ha dado mucha seguridad. Y a ti también porque lo vi en tu mirada y en tu sonrisa. Te vi por primera vez como esa niña que deseaba vivir al máximo.




viernes, 30 de mayo de 2014

MADRID

Queja de una alumna del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid

Lectores y colaboradores - 30/05/2014
Llegaban rumores a Doce Notas de que en el Conservatorio de Atocha las cosas andaban revueltas y he aquí que algo empieza a salir a la luz con este aleccionador escrito de la alumna Anna Melnikova.
Real Conservatorio Superior de Música de Madrid © RCSMM
Real Conservatorio Superior de Música de Madrid © RCSMM

El escrito se dirige a la Comisión de Convivencia formada en el RCSMM para tratar de las quejas manifestadas por los estudiantes.
*****
Sobre el curso académico en la asignatura de Composición II impartida por D. Manuel Seco, yo, Dña Anna Melnikova, quiero dejar constancia de lo siguiente:
  1. Que desde el segundo cuatrimestre llegué a un acuerdo con D. Manuel Seco para poder llegar un poco tarde a su clase por coincidir ésta con los exámenes de la facultad de Psicología. Asimismo le aporté un justificante del Departamento de Psicología correspondiente de que efectivamente todos los martes se celebraba un examen a la hora determinada y este examen estaba programado desde el PRINCIPIO DEL CURSO, y sólo este hecho es contrastante con que el horario de la clase de composición fue dado la última semana de octubre; es decir, en realidad con el periodo lectivo ya empezado. Por otro lado, como es habitual en las clases de composición, contrapunto, armonía etc. primero se corrigen los trabajos, en este caso los de mis compañeros, por lo cual tenía margen de tiempo suficiente para incorporarme justo para que mis trabajos sean corregidos y luego para escuchar la explicación – todo esto en el supuesto de que las clases se desarrollaran de manera regular. Claro está que si el profesor corrige de manera deficiente los ejercicios de los alumnos – comprobada la funcionalidad instrumental de las obras con los intérpretes se pusieron de manifiesto deficiencias graves pasadas por alto por el docente –, no explica los contenidos y abandona su puesto de trabajo 2 horas antes de la salida estimada la tarea de llegar a clase y recibirla se vuelve imposible.
  2. Que presento ante esta comisión copia del documento acreditativo de estos exámenes semanales, ya que sospecho que D. Manuel Seco ocultó tanto el acuerdo como el documento acreditativo.
  3. Que he realizado todas las obras encargadas, también he asistido a los ensayos de la obra interpretada en concierto, el único programado para todo el curso de composición.
  4. Que a fecha de hoy no he recibido de D, Manuel Seco ninguna información ni calificación sobre mis trabajos contraviniendo los apartados de las instrucciones para el curso 2013-3014:
  • 6.1 La evaluación será continua y supondrá la observación y el registro sistemático por parte del profesor de la información sobre el proceso de aprendizaje del alumno. Este, a su vez, deberá asistir a las clases y a las actividades programadas para las asignaturas que componen el correspondiente plan de estudios, en función de lo estipulado en la guía docente de cada asignatura.
  • 6.5. Comunicación de calificaciones
Los departamentos didácticos establecerán por escrito a comienzo de curso cuál será el procedimiento de comunicación de calificaciones. En todo caso, deberá constar la fecha de comunicación al interesado y el procedimiento deberá realizarse conforme a la legislación vigente en materia de protección de datos.
  1. Que en la Guía Docente del departamento de Composición no aparecen  las competencias, ni generales ni específicas, que se han de adquirir tal y como especifica el apartado III del Modelo de la Guía docente de las Instrucciones del curso, tampoco aparecen los criterios de evaluación para las mismas. Todo ello difícilmente permite a los alumnos conocer cómo reclamar ante un desacuerdo en la calificación.
  2. Que se ha ignorado el apartado VII.- Criterios e instrumentos de evaluación y calificación, de hecho se ha modificado el título lo que es absolutamente irregular, denominándolo Métodos de Evaluación.
  3. Que en las mismas instrucciones el apartado VII. C.1 Ponderación para la evaluación continua ha sido suprimido. En este apartado se debía explicitar los períodos de evaluación para cada bloque temático.
  4. Que en ese documento no se han incluido las fechas ni procedimiento por los que al alumno se le califican sus trabajos y se le informa de ello.
  5. Que en lo relativo a la asistencia a clase se ha ignorado si le corresponde ponderación alguna por lo que la inasistencia del alumno o el llegar con retraso no puede ser ni siquiera tenida en consideración para una evaluación negativa.
  6. Que el supuesto de pérdida de evaluación continua por falta de presencialidad, apartado VII.B, no ha sido desarrollado.
  7. Que la Guía docente de Composición II, revisada por el Jefe de Estudios y aprobada por el Consejo Escolar en la programación anual y por los servicios de Inspección es un documento deficiente por falto de desarrollo que no pone de manera explícita los criterios de evaluación que han de ser mensurados y que deja desamparados a los alumnos ante arbitrariedades como la que se pretende realizar  en este caso. Así se desatiende el punto siguiente de las instrucciones de curso:
  • La evaluación del proceso de aprendizaje del estudiante se basará en el grado y nivel de adquisición y consolidación de las competencias transversales, generales y específicas definidas para estos estudios.
  1. Que faltan en la Guía Docente muchos aspectos de obligada inclusión tal y como establecen las Instrucciones 2013-2014.
  2. Que a pesar de todas estas irregularidades ni a D. Manuel Seco, ni al Jefe del departamento de composición D. Alfonso Romero, ni al Jefe de estudios D. Alejandro Román, ni al director D. Adolfo Garcés se les ha abierto un expediente, siquiera informativo; y sin embargo a mí por el mero hecho de señalar estas irregularidades y ejercer mi derecho a una educación digna y de calidad ¡¡¿¿SE ME HA ABIERTO UN EXPEDIENTE DISCIPLINARIO??!!
También quiero dejar constancia escrita ante esta comisión de las siguientes cuestiones sobre los hechos acaecidos en las últimas fechas:
  1. Que el detonante de esta situación fue la reunión  mantenida con el inspector, D. Francisco Alonso, para presentar un escrito en el que se solicitaban ciertas cuestiones como el poder escoger con qué profesor de Composición cursar la asignatura, horarios compactos…
  2. Que en dicha conversación, de manera informal, no está en el escrito registrado ni se denunciaba, expuse entre otros motivos de queja que D. Manuel Seco no completaba las clases, reduciendo la duración de las mismas a una hora u hora y media como muchísimo en lugar de las tres correspondientes.
  3. Que el inspector se personó el primer martes tras las vacaciones de Semana Santa en el centro y que D. Manuel Seco ni siquiera apareció por la clase y el inspector se reunió con los alumnos para conocer sus impresiones.
  4. Que a partir de ese momento D. Manuel Seco se ha negado a corregir mis trabajos y ha establecido una estrategia de acoso permanente.
  5. Que tal y como he hecho público en el email enviado a toda la comunidad educativa y demostrado de manera documentada se realizó una maniobra orquestada por D. Manuel Seco, el Jefe de Estudios D. Alejandro Román y el inspector D. Francisco Alonso el martes día 20 de mayo que tenía como propósito ignorar y anular las peticiones presentadas por escrito ante el inspector y el propio departamento de Composición para simplemente proteger a estas personas de las consecuencias legales de sus faltas cometidas.
  6. Que en ningún momento se me convocó en ese día a ninguna reunión con el inspector y ese grupo de personas, y que de esa supuesta convocatoria no hay constancia documental alguna.
  7. Que mienten cuando afirman que me estuvieron buscando porque como certifica la foto del email a la comunidad educativa les pregunté a ellos mismos dónde estaba la clase ya que el aula habitual estaba vacía.
  8. Que la falsa afirmación de que me estuvieron buscando repetidamente no se sostiene porque, en esta época de móviles, si hubieran tenido un sincero propósito de hacerlo me habrían llamado al mío –que todos ellos tienen mis datos de contacto- para  convocarme o encontrarme al menos. Asimismo podrían haberlo hecho por email o a través de mensajería instantánea.
  9. Que, a propósito de correos, teléfonos y mensajería instantánea, sigo sin recibir ninguna respuesta a mis quejas sobre graves disfunciones del centro cuando el día 29 de mayo de 2014 quedó patente que saben usar las mismas y con celeridad porque se han dado prisa en notificarme que me han abierto un expediente disciplinario – no siendo estos medios el cauce adecuado para las notificaciones de semejante naturaleza.
  10. Que el email de D. Alejandro Román y el comportamiento mostrado por este grupo de personas pueden ser constitutivos de delitos como:
  • Falsedad en el desempeño de la función pública o connivencia.
  • Abuso de autoridad y de poder.
  • Acoso a la interesada.
  • Falsedad en documento público en lo relativo al acta de inspección que debería haber levantado el Inspector.
  1. Que el 27 de mayo, nuevamente el profesor D. Manuel Seco se negó a corregir mis trabajos presentados para esa fecha alegando que no los corregía en formato electrónico, objeción que no fue obstáculo para corregir los trabajos de mis compañeros la semana anterior y cuya exigencia, por lo demás ridícula dada las ventajas didácticas que proporciona este formato, no figura en la Guía Docente.
  2. Que en esa misma clase D. Manuel Seco expresó su intención de evaluar y calificar el curso al día siguiente, miércoles 28 de mayo aun faltando dos semanas para terminar el periodo lectivo, amenazándome con que me atenga a las consecuencias.
  3.  Que ante esta situación le solicité información sobre los períodos de entrega de los trabajos de todo el curso –que termina el 13 de junio- y los criterios de evaluación y de calificación, lo que provocó su estallido en cólera y que me expulsara de clase. Se le solicitó el motivo por el que se producía la expulsión y, entonces, se dirigió en busca del vigilante para llevar a cabo tal.
  4. Que esperé a que concluyera la clase, que fue a las 14h15 en lugar de a las 15h estipuladas para esperar a mi compañero. En ese momento, casualmente, apareció el Secretario del centro, D. Ricardo Sanz, para tomar declaración de lo sucedido al vigilante y los dos alumnos.
  5. Que el compañero y yo tras concluir la declaración solicitamos al Secretario, D. Ricardo Sanz, para garantizar la veracidad de los escrito,  leer el texto, firmarlo para dar nuestra conformidad y tener copia, a lo que el Secretario se negó siendo este hecho irregular en cualquier procedimiento.
  6. Que los actos tanto de D. Manuel Seco como del Secretario forman parte de una estrategia encaminada a intentar sacarme de mis casillas  y que cometa un error para poder presentar un justificante de mi conducta inapropiada ante la comisión de convivencia, cosa que les podría servir para que sea expedientada y posiblemente expulsada, y acallada. Que además si no se produjera una reacción esperada, como fue mi caso, tienen preparadas diversas maniobras (llamar al vigilante, que venga el secretario para levantar el acta, por ejemplo) para poder falsear los hechos, y que parezcan documentados. Un escándalo semejante ya tiene un antecedente asentado en este centro: se orquestó una maniobra similar para denigrar la imagen de un ex–alumno  que se vio en una situación similar a la mía.
  7. Que se vuelve a reiterar en este punto lo afirmado anteriormente sobre posibles actos constitutivos de delito como:
  • Falsedad en el desempeño de la función pública o connivencia.
  • Abuso de autoridad y de poder.
  • Acoso a la interesada.
  • Falsedad en documento público en lo relativo al acta de la declaración de que debería haber levantado el Secretario del centro, D. Ricardo Sanz.
  1. Que habiendo únicamente reclamado un derecho a una evaluación justa y objetiva y habiendo sido pillado D.  Manuel Seco, Vicedirector y profesor de Composición, fuera de su puesto de trabajo se ha iniciado contra mí una situación de acoso. Además, estimo que este asunto está tomando derroteros insospechados y que por ello mi representante ha intentado concertar una cita con el Director, D. Adolfo Garcés, para reconducir la situación, a lo que el Director se ha negado.
  2. Que tengo el propósito de poner en conocimiento de los servicios de inspección y de la subdirección general estos hechos y que me reservo mi derecho a poner en marcha futuras acciones legales o a dar a conocerlos a los medios.
  3. Que ante estos comportamientos indignos de los cargos, tanto docentes como directivos, esta comisión debería tratar de dar una solución proponiendo la inmediata dimisión o cese de todos los señalados de sus cargos unipersonales.
  4. Que en lo relativo a la evaluación de mis trabajos, mi profesor actual debe ser apartado temporalmente de sus funciones docentes dado que el encono, animadversión  y comportamiento absolutamente censurable lo incapacitan para realizar una evaluación objetiva y justa. Por ello, se debe formar una comisión evaluadora emanada del propio departamento para analizar, evaluar y calificar los trabajos realizados y entregados.
Por lo tanto, por todo lo expuesto, yo, Dña. Anna Melnikova, manifiesto que no soy una alumna problemática sino que soy simplemente una alumna rigurosa conmigo misma y con los demás. Simplemente, tal y como corresponde en una sociedad democrática exijo mi derecho a una educación de calidad, al fin y al cabo eso es lo que las normas dicen,  y una profesionalidad y honestidad en los docentes que se encargan de la educación. Lamentablemente, en el RCSMM conviven profesores absolutamente ejemplares con otros, que además de ocupar puestos de poder, denigran la cada vez más deteriorada imagen de este centro que desde hace tiempo se ha convertido en el ejemplo de mal hacer.
Para terminar manifiesto mi tristeza por el absoluto desamparo y soledad en los que me encuentro, aunque entiendo el temor que tienen los alumnos y los profesores a las represalias, vistos y vividos en carne propia estos comportamientos del equipo directivo. Me despido con un párrafo celebérrimo que se ajusta como un guante a esta situación personal…
Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista. Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata. Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista. Cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté, porque yo no era judío.Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar. Martin Niemöller (1892–1984).

martes, 27 de mayo de 2014

Quiero insertar este enlace sobre la labor de los Pianistas acompañantes. Está en Inglés, aunque es fácil de comprender.

Si acaso, lo iré traduciendo para quienes quieran saber sobre su contenido:

http://schmopera.com/in-defence-of-pianists/
In defense of pianists

jueves, 8 de mayo de 2014

https://www.youtube.com/watch?v=lKMvOgae9x0


En Valencia, este fin de semana, ofrecerán mis compañeros y artistas, Óscar Cabañas y Marisol Herrero la obra de teatro de Adolfo Marsillach: " Yo me bajo en la próxima, y usted? "... Al pino estará la que suscribe y en la parte técnica, Jesús Ortega. No os la podeis perder!

domingo, 13 de abril de 2014

Riccardo Muti: «La cultura ha sido abandonada en favor del entretenimiento»


Riccardo Muti: «La cultura ha sido abandonada en favor del entretenimiento»

Día 12/04/2014 - 17.59h

El director de orquesta italiano dirige, mañana en la Catedral de Toledo y el lunes en el Teatro Real, el «Réquiem» de Verdi

Cuando Riccardo Muti entra en la sala de orquesta del Teatro Real se hace el silencio. Es uno de los últimos ensayos antes de la interpretación, mañana sábado en la Catedral de Toledo y el lunes en el coliseo madrileño, del «Réquiem» de Verdi. Conciertos que se enmarcan dentro de las celebraciones del IV Centenario del Grecoy en recuerdo del recientemente fallecido Gerard Mortier. «La última vez que vi a Mortier -recuerda Muti- fue el pasado mes de diciembre en Roma. Me dijo que no podía morirse sin escuchar una obra de Verdi dirigida por mí». La fatalidad ha hecho que no se haya cumplido ese deseo. A pesar de disentir en algunos aspectos -en 1971 Muti dejó plantado al director belga en el Festival de Salzburgo por desavenencias con la escena-, el maestro italiano, considerado el mejor intérprete de Verdi del mundo, confiesa su «admiración y aprecio» por Mortier.
«Piu legato», señala a la orquesta, tras sonar los primeros compases del «Réquiem»; «diminuendo», indica al coro, pues es enemigo de los sonidos troppo forte. Un vicio que esta partitura ha ido arrastrando a lo largo de su historia y de los que Muti la quiere redimir,devolviéndole su «dignidad» original. «Verdi lo dejó todo escrito», enfatiza. Algo a lo que muchos han hecho oídos sordos en busca de un sonido más espectacular, alejado del recogimiento que en ocasiones precisa esta obra, dedicada al poeta italianoAlessandro Manzoni.
El «Réquiem» de Verdi es una partitura que el director italiano conoce muy bien. «No llevo la cuenta pero la he interpretado en todo el mundo -Israel, Sarajevo...- junto a músicos de esos países que en algunas casos tenían que pedir prestado el instrumento». Estos encuentros demuestran «la importancia de la música hoy en un mundo lleno de conflictos, de horrores, de guerras. La música es uno de los elementos que pueden llevar la comprensión a pueblos con distinta lengua, religión, color... Los hombres y las mujeres se reencuentran con un sentimiento que no presenta diferencias, es solo música».
Algo a considerar ante los problemas a los que se enfrenta actualmente la cultura europea «debido a los recortes que han realizado casi todos los gobiernos, también en Austria. Europa es un continente cultural. Si perdemos los vínculos con nuestro pasado se generará un problema trágico para las próximas generaciones. Nunca conoceran su historia si rompemos las raíces con el pasado. Se acabó», sentencia. El maestro desconoce la solución a este dilema «porque no soy un gobernante, pero es algo que afecta a toda Europa. La solución pasaría por esperar, de los gobiernos unidos, que Europa promueva su propia cultura y no se convierta en un museo que vendrán a visitar los japoneses, los chinos... De ser así nosotros habremos renunciado a nuestra identidad».
Muti dirigió el «Réquiem» de Verdi por primera vez en 1971 en la basílica de San Lorenzo, en Florencia, en un entorno muy especial. «La cúpula de la basílica es de Brunelleschi; el púlpito, de Donatello; la tumba de Lorenzo de Medici, de Miguel Ángel, y la música que sonaba era de Verdi. Lo importante no era si la acústica era o no perfecta sino que representaba el triunfo del arte y de la cultura italiana y europea».

La amenaza de la televisión

Una cultura que el director de orquesta no cesa de reivindicar y de alertar sobre su decadencia, víctima de la banalidad «que nace ante la falta de cultura, de educación en las escuelas. Los chicos no leen lo suficiente», denuncia. Otro de los problemas que señala es la televisión, «no es cultural, es banal, de talk-show, de cosas superficiales. Nos hemos convertido en una sociedad visual en la que la gente no se comunica, no habla. Ya no se intercambian las grandes poesías de amor del trecento, del quattrocento. Los mensajes de amor de hoy, enviados por móvil, se resumen en “ta” (ti amo). Y cuando el amor es grande escriben “tat” (ti amo tanto)».
En cuanto a la gran presencia de las tecnologías, señala «que tienen sus propias reglas y exigencias. Y los chicos no hablan con nadie. Esto provocará un cambio total en la sociedad. La cultura debe ser hoy un arma contra la banalidad de los medios de comunicación. En algunos países, las páginas de cultura de periódicos importantes se llaman de entretenimiento. No se puede hablar de El Greco, de Dante o de García Lorca en esas páginas. La cultura ha sido abandonada en favor del entretenimiento».
Muti asegura que tampoco tiene «la receta» para resolver este problema, pero un paso importante sería introducir la cultura en la educación a edades muy tempranas.«Incluso antes de la escuela primaria. Si esto se hace así, se generará en los niños una necesidad y se les dará además un pan espiritual». Un planteamiento que parece lejos de producirse, pues «existe un gran desinterés por parte de los gobiernos, no solo de Italia o de España, en general. Basta con ver las dificultades que atraviesan las óperas, las orquestas, los teatros... A los jóvenes no les interesa esto, sus intereses son otros». Y defiende de manera vehemente la presencia de la música como asignatura obligatoria en las escuelas. «Absolutamente. En Europa la música es uno de los pilares fundamentales de su historia. Podemos referirnos a Italia y a España, a la gran influencia que tuvieron los Borbones. Tenemos que preservar el pasado para tener un futuro», insiste.

Un nuevo lenguaje

Si bien el director de orquesta defiende la cultura europea como un todo, también reivindica la identidad propia de cada uno de los países que la componen. «No me opongo a una integración general, una integración cultural, pero sin abandonar nuestra historia. La grandeza de Europa radica en que todas sus naciones tienen su historia, su lengua, su literatura, su música...».
Y adelanta uno de los retos del futuro, «sobre todo entre los nuevos compositores. Consistirá en encontrar un lenguaje que será la expresión de la confluencia de nuestra cultura con las nuevas culturas que llegan. Porque ahora -matiza- estamos un poco estancados. Los compositores escriben sonidos, timbres, orquestaciones interesantes pero no existe un nuevo lenguaje, la sustancia». Una sustancia «a la que contribuirá lo que venga desde Suramérica, de Asia, de Oriente Medio... En el futuro el mundo estará mucho más integrado. El momento actual es muy difícil porque es de transición. Hay muchos experimentos pero pocos resultados», lamenta.
En esta nueva cita con Verdi, Muti se ha puesto al frente de la Orquesta Titular del Real y la Giovanile Luigi Cherubini, que estarán arropados por el Coro del Real y el de la Comunidad de Madrid. En las voces solistas contará con Tatjana Serjan, Ekaterina Gubanova, Francesco Meli e Ilda Abdrazakov.

«No vuelvo a la Scala de Milán»