viernes, 30 de mayo de 2014

MADRID

Queja de una alumna del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid

Lectores y colaboradores - 30/05/2014
Llegaban rumores a Doce Notas de que en el Conservatorio de Atocha las cosas andaban revueltas y he aquí que algo empieza a salir a la luz con este aleccionador escrito de la alumna Anna Melnikova.
Real Conservatorio Superior de Música de Madrid © RCSMM
Real Conservatorio Superior de Música de Madrid © RCSMM

El escrito se dirige a la Comisión de Convivencia formada en el RCSMM para tratar de las quejas manifestadas por los estudiantes.
*****
Sobre el curso académico en la asignatura de Composición II impartida por D. Manuel Seco, yo, Dña Anna Melnikova, quiero dejar constancia de lo siguiente:
  1. Que desde el segundo cuatrimestre llegué a un acuerdo con D. Manuel Seco para poder llegar un poco tarde a su clase por coincidir ésta con los exámenes de la facultad de Psicología. Asimismo le aporté un justificante del Departamento de Psicología correspondiente de que efectivamente todos los martes se celebraba un examen a la hora determinada y este examen estaba programado desde el PRINCIPIO DEL CURSO, y sólo este hecho es contrastante con que el horario de la clase de composición fue dado la última semana de octubre; es decir, en realidad con el periodo lectivo ya empezado. Por otro lado, como es habitual en las clases de composición, contrapunto, armonía etc. primero se corrigen los trabajos, en este caso los de mis compañeros, por lo cual tenía margen de tiempo suficiente para incorporarme justo para que mis trabajos sean corregidos y luego para escuchar la explicación – todo esto en el supuesto de que las clases se desarrollaran de manera regular. Claro está que si el profesor corrige de manera deficiente los ejercicios de los alumnos – comprobada la funcionalidad instrumental de las obras con los intérpretes se pusieron de manifiesto deficiencias graves pasadas por alto por el docente –, no explica los contenidos y abandona su puesto de trabajo 2 horas antes de la salida estimada la tarea de llegar a clase y recibirla se vuelve imposible.
  2. Que presento ante esta comisión copia del documento acreditativo de estos exámenes semanales, ya que sospecho que D. Manuel Seco ocultó tanto el acuerdo como el documento acreditativo.
  3. Que he realizado todas las obras encargadas, también he asistido a los ensayos de la obra interpretada en concierto, el único programado para todo el curso de composición.
  4. Que a fecha de hoy no he recibido de D, Manuel Seco ninguna información ni calificación sobre mis trabajos contraviniendo los apartados de las instrucciones para el curso 2013-3014:
  • 6.1 La evaluación será continua y supondrá la observación y el registro sistemático por parte del profesor de la información sobre el proceso de aprendizaje del alumno. Este, a su vez, deberá asistir a las clases y a las actividades programadas para las asignaturas que componen el correspondiente plan de estudios, en función de lo estipulado en la guía docente de cada asignatura.
  • 6.5. Comunicación de calificaciones
Los departamentos didácticos establecerán por escrito a comienzo de curso cuál será el procedimiento de comunicación de calificaciones. En todo caso, deberá constar la fecha de comunicación al interesado y el procedimiento deberá realizarse conforme a la legislación vigente en materia de protección de datos.
  1. Que en la Guía Docente del departamento de Composición no aparecen  las competencias, ni generales ni específicas, que se han de adquirir tal y como especifica el apartado III del Modelo de la Guía docente de las Instrucciones del curso, tampoco aparecen los criterios de evaluación para las mismas. Todo ello difícilmente permite a los alumnos conocer cómo reclamar ante un desacuerdo en la calificación.
  2. Que se ha ignorado el apartado VII.- Criterios e instrumentos de evaluación y calificación, de hecho se ha modificado el título lo que es absolutamente irregular, denominándolo Métodos de Evaluación.
  3. Que en las mismas instrucciones el apartado VII. C.1 Ponderación para la evaluación continua ha sido suprimido. En este apartado se debía explicitar los períodos de evaluación para cada bloque temático.
  4. Que en ese documento no se han incluido las fechas ni procedimiento por los que al alumno se le califican sus trabajos y se le informa de ello.
  5. Que en lo relativo a la asistencia a clase se ha ignorado si le corresponde ponderación alguna por lo que la inasistencia del alumno o el llegar con retraso no puede ser ni siquiera tenida en consideración para una evaluación negativa.
  6. Que el supuesto de pérdida de evaluación continua por falta de presencialidad, apartado VII.B, no ha sido desarrollado.
  7. Que la Guía docente de Composición II, revisada por el Jefe de Estudios y aprobada por el Consejo Escolar en la programación anual y por los servicios de Inspección es un documento deficiente por falto de desarrollo que no pone de manera explícita los criterios de evaluación que han de ser mensurados y que deja desamparados a los alumnos ante arbitrariedades como la que se pretende realizar  en este caso. Así se desatiende el punto siguiente de las instrucciones de curso:
  • La evaluación del proceso de aprendizaje del estudiante se basará en el grado y nivel de adquisición y consolidación de las competencias transversales, generales y específicas definidas para estos estudios.
  1. Que faltan en la Guía Docente muchos aspectos de obligada inclusión tal y como establecen las Instrucciones 2013-2014.
  2. Que a pesar de todas estas irregularidades ni a D. Manuel Seco, ni al Jefe del departamento de composición D. Alfonso Romero, ni al Jefe de estudios D. Alejandro Román, ni al director D. Adolfo Garcés se les ha abierto un expediente, siquiera informativo; y sin embargo a mí por el mero hecho de señalar estas irregularidades y ejercer mi derecho a una educación digna y de calidad ¡¡¿¿SE ME HA ABIERTO UN EXPEDIENTE DISCIPLINARIO??!!
También quiero dejar constancia escrita ante esta comisión de las siguientes cuestiones sobre los hechos acaecidos en las últimas fechas:
  1. Que el detonante de esta situación fue la reunión  mantenida con el inspector, D. Francisco Alonso, para presentar un escrito en el que se solicitaban ciertas cuestiones como el poder escoger con qué profesor de Composición cursar la asignatura, horarios compactos…
  2. Que en dicha conversación, de manera informal, no está en el escrito registrado ni se denunciaba, expuse entre otros motivos de queja que D. Manuel Seco no completaba las clases, reduciendo la duración de las mismas a una hora u hora y media como muchísimo en lugar de las tres correspondientes.
  3. Que el inspector se personó el primer martes tras las vacaciones de Semana Santa en el centro y que D. Manuel Seco ni siquiera apareció por la clase y el inspector se reunió con los alumnos para conocer sus impresiones.
  4. Que a partir de ese momento D. Manuel Seco se ha negado a corregir mis trabajos y ha establecido una estrategia de acoso permanente.
  5. Que tal y como he hecho público en el email enviado a toda la comunidad educativa y demostrado de manera documentada se realizó una maniobra orquestada por D. Manuel Seco, el Jefe de Estudios D. Alejandro Román y el inspector D. Francisco Alonso el martes día 20 de mayo que tenía como propósito ignorar y anular las peticiones presentadas por escrito ante el inspector y el propio departamento de Composición para simplemente proteger a estas personas de las consecuencias legales de sus faltas cometidas.
  6. Que en ningún momento se me convocó en ese día a ninguna reunión con el inspector y ese grupo de personas, y que de esa supuesta convocatoria no hay constancia documental alguna.
  7. Que mienten cuando afirman que me estuvieron buscando porque como certifica la foto del email a la comunidad educativa les pregunté a ellos mismos dónde estaba la clase ya que el aula habitual estaba vacía.
  8. Que la falsa afirmación de que me estuvieron buscando repetidamente no se sostiene porque, en esta época de móviles, si hubieran tenido un sincero propósito de hacerlo me habrían llamado al mío –que todos ellos tienen mis datos de contacto- para  convocarme o encontrarme al menos. Asimismo podrían haberlo hecho por email o a través de mensajería instantánea.
  9. Que, a propósito de correos, teléfonos y mensajería instantánea, sigo sin recibir ninguna respuesta a mis quejas sobre graves disfunciones del centro cuando el día 29 de mayo de 2014 quedó patente que saben usar las mismas y con celeridad porque se han dado prisa en notificarme que me han abierto un expediente disciplinario – no siendo estos medios el cauce adecuado para las notificaciones de semejante naturaleza.
  10. Que el email de D. Alejandro Román y el comportamiento mostrado por este grupo de personas pueden ser constitutivos de delitos como:
  • Falsedad en el desempeño de la función pública o connivencia.
  • Abuso de autoridad y de poder.
  • Acoso a la interesada.
  • Falsedad en documento público en lo relativo al acta de inspección que debería haber levantado el Inspector.
  1. Que el 27 de mayo, nuevamente el profesor D. Manuel Seco se negó a corregir mis trabajos presentados para esa fecha alegando que no los corregía en formato electrónico, objeción que no fue obstáculo para corregir los trabajos de mis compañeros la semana anterior y cuya exigencia, por lo demás ridícula dada las ventajas didácticas que proporciona este formato, no figura en la Guía Docente.
  2. Que en esa misma clase D. Manuel Seco expresó su intención de evaluar y calificar el curso al día siguiente, miércoles 28 de mayo aun faltando dos semanas para terminar el periodo lectivo, amenazándome con que me atenga a las consecuencias.
  3.  Que ante esta situación le solicité información sobre los períodos de entrega de los trabajos de todo el curso –que termina el 13 de junio- y los criterios de evaluación y de calificación, lo que provocó su estallido en cólera y que me expulsara de clase. Se le solicitó el motivo por el que se producía la expulsión y, entonces, se dirigió en busca del vigilante para llevar a cabo tal.
  4. Que esperé a que concluyera la clase, que fue a las 14h15 en lugar de a las 15h estipuladas para esperar a mi compañero. En ese momento, casualmente, apareció el Secretario del centro, D. Ricardo Sanz, para tomar declaración de lo sucedido al vigilante y los dos alumnos.
  5. Que el compañero y yo tras concluir la declaración solicitamos al Secretario, D. Ricardo Sanz, para garantizar la veracidad de los escrito,  leer el texto, firmarlo para dar nuestra conformidad y tener copia, a lo que el Secretario se negó siendo este hecho irregular en cualquier procedimiento.
  6. Que los actos tanto de D. Manuel Seco como del Secretario forman parte de una estrategia encaminada a intentar sacarme de mis casillas  y que cometa un error para poder presentar un justificante de mi conducta inapropiada ante la comisión de convivencia, cosa que les podría servir para que sea expedientada y posiblemente expulsada, y acallada. Que además si no se produjera una reacción esperada, como fue mi caso, tienen preparadas diversas maniobras (llamar al vigilante, que venga el secretario para levantar el acta, por ejemplo) para poder falsear los hechos, y que parezcan documentados. Un escándalo semejante ya tiene un antecedente asentado en este centro: se orquestó una maniobra similar para denigrar la imagen de un ex–alumno  que se vio en una situación similar a la mía.
  7. Que se vuelve a reiterar en este punto lo afirmado anteriormente sobre posibles actos constitutivos de delito como:
  • Falsedad en el desempeño de la función pública o connivencia.
  • Abuso de autoridad y de poder.
  • Acoso a la interesada.
  • Falsedad en documento público en lo relativo al acta de la declaración de que debería haber levantado el Secretario del centro, D. Ricardo Sanz.
  1. Que habiendo únicamente reclamado un derecho a una evaluación justa y objetiva y habiendo sido pillado D.  Manuel Seco, Vicedirector y profesor de Composición, fuera de su puesto de trabajo se ha iniciado contra mí una situación de acoso. Además, estimo que este asunto está tomando derroteros insospechados y que por ello mi representante ha intentado concertar una cita con el Director, D. Adolfo Garcés, para reconducir la situación, a lo que el Director se ha negado.
  2. Que tengo el propósito de poner en conocimiento de los servicios de inspección y de la subdirección general estos hechos y que me reservo mi derecho a poner en marcha futuras acciones legales o a dar a conocerlos a los medios.
  3. Que ante estos comportamientos indignos de los cargos, tanto docentes como directivos, esta comisión debería tratar de dar una solución proponiendo la inmediata dimisión o cese de todos los señalados de sus cargos unipersonales.
  4. Que en lo relativo a la evaluación de mis trabajos, mi profesor actual debe ser apartado temporalmente de sus funciones docentes dado que el encono, animadversión  y comportamiento absolutamente censurable lo incapacitan para realizar una evaluación objetiva y justa. Por ello, se debe formar una comisión evaluadora emanada del propio departamento para analizar, evaluar y calificar los trabajos realizados y entregados.
Por lo tanto, por todo lo expuesto, yo, Dña. Anna Melnikova, manifiesto que no soy una alumna problemática sino que soy simplemente una alumna rigurosa conmigo misma y con los demás. Simplemente, tal y como corresponde en una sociedad democrática exijo mi derecho a una educación de calidad, al fin y al cabo eso es lo que las normas dicen,  y una profesionalidad y honestidad en los docentes que se encargan de la educación. Lamentablemente, en el RCSMM conviven profesores absolutamente ejemplares con otros, que además de ocupar puestos de poder, denigran la cada vez más deteriorada imagen de este centro que desde hace tiempo se ha convertido en el ejemplo de mal hacer.
Para terminar manifiesto mi tristeza por el absoluto desamparo y soledad en los que me encuentro, aunque entiendo el temor que tienen los alumnos y los profesores a las represalias, vistos y vividos en carne propia estos comportamientos del equipo directivo. Me despido con un párrafo celebérrimo que se ajusta como un guante a esta situación personal…
Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista. Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata. Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista. Cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté, porque yo no era judío.Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar. Martin Niemöller (1892–1984).

No hay comentarios:

Publicar un comentario