viernes, 30 de mayo de 2014

MADRID

Queja de una alumna del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid

Lectores y colaboradores - 30/05/2014
Llegaban rumores a Doce Notas de que en el Conservatorio de Atocha las cosas andaban revueltas y he aquí que algo empieza a salir a la luz con este aleccionador escrito de la alumna Anna Melnikova.
Real Conservatorio Superior de Música de Madrid © RCSMM
Real Conservatorio Superior de Música de Madrid © RCSMM

El escrito se dirige a la Comisión de Convivencia formada en el RCSMM para tratar de las quejas manifestadas por los estudiantes.
*****
Sobre el curso académico en la asignatura de Composición II impartida por D. Manuel Seco, yo, Dña Anna Melnikova, quiero dejar constancia de lo siguiente:
  1. Que desde el segundo cuatrimestre llegué a un acuerdo con D. Manuel Seco para poder llegar un poco tarde a su clase por coincidir ésta con los exámenes de la facultad de Psicología. Asimismo le aporté un justificante del Departamento de Psicología correspondiente de que efectivamente todos los martes se celebraba un examen a la hora determinada y este examen estaba programado desde el PRINCIPIO DEL CURSO, y sólo este hecho es contrastante con que el horario de la clase de composición fue dado la última semana de octubre; es decir, en realidad con el periodo lectivo ya empezado. Por otro lado, como es habitual en las clases de composición, contrapunto, armonía etc. primero se corrigen los trabajos, en este caso los de mis compañeros, por lo cual tenía margen de tiempo suficiente para incorporarme justo para que mis trabajos sean corregidos y luego para escuchar la explicación – todo esto en el supuesto de que las clases se desarrollaran de manera regular. Claro está que si el profesor corrige de manera deficiente los ejercicios de los alumnos – comprobada la funcionalidad instrumental de las obras con los intérpretes se pusieron de manifiesto deficiencias graves pasadas por alto por el docente –, no explica los contenidos y abandona su puesto de trabajo 2 horas antes de la salida estimada la tarea de llegar a clase y recibirla se vuelve imposible.
  2. Que presento ante esta comisión copia del documento acreditativo de estos exámenes semanales, ya que sospecho que D. Manuel Seco ocultó tanto el acuerdo como el documento acreditativo.
  3. Que he realizado todas las obras encargadas, también he asistido a los ensayos de la obra interpretada en concierto, el único programado para todo el curso de composición.
  4. Que a fecha de hoy no he recibido de D, Manuel Seco ninguna información ni calificación sobre mis trabajos contraviniendo los apartados de las instrucciones para el curso 2013-3014:
  • 6.1 La evaluación será continua y supondrá la observación y el registro sistemático por parte del profesor de la información sobre el proceso de aprendizaje del alumno. Este, a su vez, deberá asistir a las clases y a las actividades programadas para las asignaturas que componen el correspondiente plan de estudios, en función de lo estipulado en la guía docente de cada asignatura.
  • 6.5. Comunicación de calificaciones
Los departamentos didácticos establecerán por escrito a comienzo de curso cuál será el procedimiento de comunicación de calificaciones. En todo caso, deberá constar la fecha de comunicación al interesado y el procedimiento deberá realizarse conforme a la legislación vigente en materia de protección de datos.
  1. Que en la Guía Docente del departamento de Composición no aparecen  las competencias, ni generales ni específicas, que se han de adquirir tal y como especifica el apartado III del Modelo de la Guía docente de las Instrucciones del curso, tampoco aparecen los criterios de evaluación para las mismas. Todo ello difícilmente permite a los alumnos conocer cómo reclamar ante un desacuerdo en la calificación.
  2. Que se ha ignorado el apartado VII.- Criterios e instrumentos de evaluación y calificación, de hecho se ha modificado el título lo que es absolutamente irregular, denominándolo Métodos de Evaluación.
  3. Que en las mismas instrucciones el apartado VII. C.1 Ponderación para la evaluación continua ha sido suprimido. En este apartado se debía explicitar los períodos de evaluación para cada bloque temático.
  4. Que en ese documento no se han incluido las fechas ni procedimiento por los que al alumno se le califican sus trabajos y se le informa de ello.
  5. Que en lo relativo a la asistencia a clase se ha ignorado si le corresponde ponderación alguna por lo que la inasistencia del alumno o el llegar con retraso no puede ser ni siquiera tenida en consideración para una evaluación negativa.
  6. Que el supuesto de pérdida de evaluación continua por falta de presencialidad, apartado VII.B, no ha sido desarrollado.
  7. Que la Guía docente de Composición II, revisada por el Jefe de Estudios y aprobada por el Consejo Escolar en la programación anual y por los servicios de Inspección es un documento deficiente por falto de desarrollo que no pone de manera explícita los criterios de evaluación que han de ser mensurados y que deja desamparados a los alumnos ante arbitrariedades como la que se pretende realizar  en este caso. Así se desatiende el punto siguiente de las instrucciones de curso:
  • La evaluación del proceso de aprendizaje del estudiante se basará en el grado y nivel de adquisición y consolidación de las competencias transversales, generales y específicas definidas para estos estudios.
  1. Que faltan en la Guía Docente muchos aspectos de obligada inclusión tal y como establecen las Instrucciones 2013-2014.
  2. Que a pesar de todas estas irregularidades ni a D. Manuel Seco, ni al Jefe del departamento de composición D. Alfonso Romero, ni al Jefe de estudios D. Alejandro Román, ni al director D. Adolfo Garcés se les ha abierto un expediente, siquiera informativo; y sin embargo a mí por el mero hecho de señalar estas irregularidades y ejercer mi derecho a una educación digna y de calidad ¡¡¿¿SE ME HA ABIERTO UN EXPEDIENTE DISCIPLINARIO??!!
También quiero dejar constancia escrita ante esta comisión de las siguientes cuestiones sobre los hechos acaecidos en las últimas fechas:
  1. Que el detonante de esta situación fue la reunión  mantenida con el inspector, D. Francisco Alonso, para presentar un escrito en el que se solicitaban ciertas cuestiones como el poder escoger con qué profesor de Composición cursar la asignatura, horarios compactos…
  2. Que en dicha conversación, de manera informal, no está en el escrito registrado ni se denunciaba, expuse entre otros motivos de queja que D. Manuel Seco no completaba las clases, reduciendo la duración de las mismas a una hora u hora y media como muchísimo en lugar de las tres correspondientes.
  3. Que el inspector se personó el primer martes tras las vacaciones de Semana Santa en el centro y que D. Manuel Seco ni siquiera apareció por la clase y el inspector se reunió con los alumnos para conocer sus impresiones.
  4. Que a partir de ese momento D. Manuel Seco se ha negado a corregir mis trabajos y ha establecido una estrategia de acoso permanente.
  5. Que tal y como he hecho público en el email enviado a toda la comunidad educativa y demostrado de manera documentada se realizó una maniobra orquestada por D. Manuel Seco, el Jefe de Estudios D. Alejandro Román y el inspector D. Francisco Alonso el martes día 20 de mayo que tenía como propósito ignorar y anular las peticiones presentadas por escrito ante el inspector y el propio departamento de Composición para simplemente proteger a estas personas de las consecuencias legales de sus faltas cometidas.
  6. Que en ningún momento se me convocó en ese día a ninguna reunión con el inspector y ese grupo de personas, y que de esa supuesta convocatoria no hay constancia documental alguna.
  7. Que mienten cuando afirman que me estuvieron buscando porque como certifica la foto del email a la comunidad educativa les pregunté a ellos mismos dónde estaba la clase ya que el aula habitual estaba vacía.
  8. Que la falsa afirmación de que me estuvieron buscando repetidamente no se sostiene porque, en esta época de móviles, si hubieran tenido un sincero propósito de hacerlo me habrían llamado al mío –que todos ellos tienen mis datos de contacto- para  convocarme o encontrarme al menos. Asimismo podrían haberlo hecho por email o a través de mensajería instantánea.
  9. Que, a propósito de correos, teléfonos y mensajería instantánea, sigo sin recibir ninguna respuesta a mis quejas sobre graves disfunciones del centro cuando el día 29 de mayo de 2014 quedó patente que saben usar las mismas y con celeridad porque se han dado prisa en notificarme que me han abierto un expediente disciplinario – no siendo estos medios el cauce adecuado para las notificaciones de semejante naturaleza.
  10. Que el email de D. Alejandro Román y el comportamiento mostrado por este grupo de personas pueden ser constitutivos de delitos como:
  • Falsedad en el desempeño de la función pública o connivencia.
  • Abuso de autoridad y de poder.
  • Acoso a la interesada.
  • Falsedad en documento público en lo relativo al acta de inspección que debería haber levantado el Inspector.
  1. Que el 27 de mayo, nuevamente el profesor D. Manuel Seco se negó a corregir mis trabajos presentados para esa fecha alegando que no los corregía en formato electrónico, objeción que no fue obstáculo para corregir los trabajos de mis compañeros la semana anterior y cuya exigencia, por lo demás ridícula dada las ventajas didácticas que proporciona este formato, no figura en la Guía Docente.
  2. Que en esa misma clase D. Manuel Seco expresó su intención de evaluar y calificar el curso al día siguiente, miércoles 28 de mayo aun faltando dos semanas para terminar el periodo lectivo, amenazándome con que me atenga a las consecuencias.
  3.  Que ante esta situación le solicité información sobre los períodos de entrega de los trabajos de todo el curso –que termina el 13 de junio- y los criterios de evaluación y de calificación, lo que provocó su estallido en cólera y que me expulsara de clase. Se le solicitó el motivo por el que se producía la expulsión y, entonces, se dirigió en busca del vigilante para llevar a cabo tal.
  4. Que esperé a que concluyera la clase, que fue a las 14h15 en lugar de a las 15h estipuladas para esperar a mi compañero. En ese momento, casualmente, apareció el Secretario del centro, D. Ricardo Sanz, para tomar declaración de lo sucedido al vigilante y los dos alumnos.
  5. Que el compañero y yo tras concluir la declaración solicitamos al Secretario, D. Ricardo Sanz, para garantizar la veracidad de los escrito,  leer el texto, firmarlo para dar nuestra conformidad y tener copia, a lo que el Secretario se negó siendo este hecho irregular en cualquier procedimiento.
  6. Que los actos tanto de D. Manuel Seco como del Secretario forman parte de una estrategia encaminada a intentar sacarme de mis casillas  y que cometa un error para poder presentar un justificante de mi conducta inapropiada ante la comisión de convivencia, cosa que les podría servir para que sea expedientada y posiblemente expulsada, y acallada. Que además si no se produjera una reacción esperada, como fue mi caso, tienen preparadas diversas maniobras (llamar al vigilante, que venga el secretario para levantar el acta, por ejemplo) para poder falsear los hechos, y que parezcan documentados. Un escándalo semejante ya tiene un antecedente asentado en este centro: se orquestó una maniobra similar para denigrar la imagen de un ex–alumno  que se vio en una situación similar a la mía.
  7. Que se vuelve a reiterar en este punto lo afirmado anteriormente sobre posibles actos constitutivos de delito como:
  • Falsedad en el desempeño de la función pública o connivencia.
  • Abuso de autoridad y de poder.
  • Acoso a la interesada.
  • Falsedad en documento público en lo relativo al acta de la declaración de que debería haber levantado el Secretario del centro, D. Ricardo Sanz.
  1. Que habiendo únicamente reclamado un derecho a una evaluación justa y objetiva y habiendo sido pillado D.  Manuel Seco, Vicedirector y profesor de Composición, fuera de su puesto de trabajo se ha iniciado contra mí una situación de acoso. Además, estimo que este asunto está tomando derroteros insospechados y que por ello mi representante ha intentado concertar una cita con el Director, D. Adolfo Garcés, para reconducir la situación, a lo que el Director se ha negado.
  2. Que tengo el propósito de poner en conocimiento de los servicios de inspección y de la subdirección general estos hechos y que me reservo mi derecho a poner en marcha futuras acciones legales o a dar a conocerlos a los medios.
  3. Que ante estos comportamientos indignos de los cargos, tanto docentes como directivos, esta comisión debería tratar de dar una solución proponiendo la inmediata dimisión o cese de todos los señalados de sus cargos unipersonales.
  4. Que en lo relativo a la evaluación de mis trabajos, mi profesor actual debe ser apartado temporalmente de sus funciones docentes dado que el encono, animadversión  y comportamiento absolutamente censurable lo incapacitan para realizar una evaluación objetiva y justa. Por ello, se debe formar una comisión evaluadora emanada del propio departamento para analizar, evaluar y calificar los trabajos realizados y entregados.
Por lo tanto, por todo lo expuesto, yo, Dña. Anna Melnikova, manifiesto que no soy una alumna problemática sino que soy simplemente una alumna rigurosa conmigo misma y con los demás. Simplemente, tal y como corresponde en una sociedad democrática exijo mi derecho a una educación de calidad, al fin y al cabo eso es lo que las normas dicen,  y una profesionalidad y honestidad en los docentes que se encargan de la educación. Lamentablemente, en el RCSMM conviven profesores absolutamente ejemplares con otros, que además de ocupar puestos de poder, denigran la cada vez más deteriorada imagen de este centro que desde hace tiempo se ha convertido en el ejemplo de mal hacer.
Para terminar manifiesto mi tristeza por el absoluto desamparo y soledad en los que me encuentro, aunque entiendo el temor que tienen los alumnos y los profesores a las represalias, vistos y vividos en carne propia estos comportamientos del equipo directivo. Me despido con un párrafo celebérrimo que se ajusta como un guante a esta situación personal…
Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista. Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata. Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista. Cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté, porque yo no era judío.Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar. Martin Niemöller (1892–1984).

martes, 27 de mayo de 2014

Quiero insertar este enlace sobre la labor de los Pianistas acompañantes. Está en Inglés, aunque es fácil de comprender.

Si acaso, lo iré traduciendo para quienes quieran saber sobre su contenido:

http://schmopera.com/in-defence-of-pianists/
In defense of pianists

jueves, 8 de mayo de 2014

https://www.youtube.com/watch?v=lKMvOgae9x0


En Valencia, este fin de semana, ofrecerán mis compañeros y artistas, Óscar Cabañas y Marisol Herrero la obra de teatro de Adolfo Marsillach: " Yo me bajo en la próxima, y usted? "... Al pino estará la que suscribe y en la parte técnica, Jesús Ortega. No os la podeis perder!

domingo, 13 de abril de 2014

Riccardo Muti: «La cultura ha sido abandonada en favor del entretenimiento»


Riccardo Muti: «La cultura ha sido abandonada en favor del entretenimiento»

Día 12/04/2014 - 17.59h

El director de orquesta italiano dirige, mañana en la Catedral de Toledo y el lunes en el Teatro Real, el «Réquiem» de Verdi

Cuando Riccardo Muti entra en la sala de orquesta del Teatro Real se hace el silencio. Es uno de los últimos ensayos antes de la interpretación, mañana sábado en la Catedral de Toledo y el lunes en el coliseo madrileño, del «Réquiem» de Verdi. Conciertos que se enmarcan dentro de las celebraciones del IV Centenario del Grecoy en recuerdo del recientemente fallecido Gerard Mortier. «La última vez que vi a Mortier -recuerda Muti- fue el pasado mes de diciembre en Roma. Me dijo que no podía morirse sin escuchar una obra de Verdi dirigida por mí». La fatalidad ha hecho que no se haya cumplido ese deseo. A pesar de disentir en algunos aspectos -en 1971 Muti dejó plantado al director belga en el Festival de Salzburgo por desavenencias con la escena-, el maestro italiano, considerado el mejor intérprete de Verdi del mundo, confiesa su «admiración y aprecio» por Mortier.
«Piu legato», señala a la orquesta, tras sonar los primeros compases del «Réquiem»; «diminuendo», indica al coro, pues es enemigo de los sonidos troppo forte. Un vicio que esta partitura ha ido arrastrando a lo largo de su historia y de los que Muti la quiere redimir,devolviéndole su «dignidad» original. «Verdi lo dejó todo escrito», enfatiza. Algo a lo que muchos han hecho oídos sordos en busca de un sonido más espectacular, alejado del recogimiento que en ocasiones precisa esta obra, dedicada al poeta italianoAlessandro Manzoni.
El «Réquiem» de Verdi es una partitura que el director italiano conoce muy bien. «No llevo la cuenta pero la he interpretado en todo el mundo -Israel, Sarajevo...- junto a músicos de esos países que en algunas casos tenían que pedir prestado el instrumento». Estos encuentros demuestran «la importancia de la música hoy en un mundo lleno de conflictos, de horrores, de guerras. La música es uno de los elementos que pueden llevar la comprensión a pueblos con distinta lengua, religión, color... Los hombres y las mujeres se reencuentran con un sentimiento que no presenta diferencias, es solo música».
Algo a considerar ante los problemas a los que se enfrenta actualmente la cultura europea «debido a los recortes que han realizado casi todos los gobiernos, también en Austria. Europa es un continente cultural. Si perdemos los vínculos con nuestro pasado se generará un problema trágico para las próximas generaciones. Nunca conoceran su historia si rompemos las raíces con el pasado. Se acabó», sentencia. El maestro desconoce la solución a este dilema «porque no soy un gobernante, pero es algo que afecta a toda Europa. La solución pasaría por esperar, de los gobiernos unidos, que Europa promueva su propia cultura y no se convierta en un museo que vendrán a visitar los japoneses, los chinos... De ser así nosotros habremos renunciado a nuestra identidad».
Muti dirigió el «Réquiem» de Verdi por primera vez en 1971 en la basílica de San Lorenzo, en Florencia, en un entorno muy especial. «La cúpula de la basílica es de Brunelleschi; el púlpito, de Donatello; la tumba de Lorenzo de Medici, de Miguel Ángel, y la música que sonaba era de Verdi. Lo importante no era si la acústica era o no perfecta sino que representaba el triunfo del arte y de la cultura italiana y europea».

La amenaza de la televisión

Una cultura que el director de orquesta no cesa de reivindicar y de alertar sobre su decadencia, víctima de la banalidad «que nace ante la falta de cultura, de educación en las escuelas. Los chicos no leen lo suficiente», denuncia. Otro de los problemas que señala es la televisión, «no es cultural, es banal, de talk-show, de cosas superficiales. Nos hemos convertido en una sociedad visual en la que la gente no se comunica, no habla. Ya no se intercambian las grandes poesías de amor del trecento, del quattrocento. Los mensajes de amor de hoy, enviados por móvil, se resumen en “ta” (ti amo). Y cuando el amor es grande escriben “tat” (ti amo tanto)».
En cuanto a la gran presencia de las tecnologías, señala «que tienen sus propias reglas y exigencias. Y los chicos no hablan con nadie. Esto provocará un cambio total en la sociedad. La cultura debe ser hoy un arma contra la banalidad de los medios de comunicación. En algunos países, las páginas de cultura de periódicos importantes se llaman de entretenimiento. No se puede hablar de El Greco, de Dante o de García Lorca en esas páginas. La cultura ha sido abandonada en favor del entretenimiento».
Muti asegura que tampoco tiene «la receta» para resolver este problema, pero un paso importante sería introducir la cultura en la educación a edades muy tempranas.«Incluso antes de la escuela primaria. Si esto se hace así, se generará en los niños una necesidad y se les dará además un pan espiritual». Un planteamiento que parece lejos de producirse, pues «existe un gran desinterés por parte de los gobiernos, no solo de Italia o de España, en general. Basta con ver las dificultades que atraviesan las óperas, las orquestas, los teatros... A los jóvenes no les interesa esto, sus intereses son otros». Y defiende de manera vehemente la presencia de la música como asignatura obligatoria en las escuelas. «Absolutamente. En Europa la música es uno de los pilares fundamentales de su historia. Podemos referirnos a Italia y a España, a la gran influencia que tuvieron los Borbones. Tenemos que preservar el pasado para tener un futuro», insiste.

Un nuevo lenguaje

Si bien el director de orquesta defiende la cultura europea como un todo, también reivindica la identidad propia de cada uno de los países que la componen. «No me opongo a una integración general, una integración cultural, pero sin abandonar nuestra historia. La grandeza de Europa radica en que todas sus naciones tienen su historia, su lengua, su literatura, su música...».
Y adelanta uno de los retos del futuro, «sobre todo entre los nuevos compositores. Consistirá en encontrar un lenguaje que será la expresión de la confluencia de nuestra cultura con las nuevas culturas que llegan. Porque ahora -matiza- estamos un poco estancados. Los compositores escriben sonidos, timbres, orquestaciones interesantes pero no existe un nuevo lenguaje, la sustancia». Una sustancia «a la que contribuirá lo que venga desde Suramérica, de Asia, de Oriente Medio... En el futuro el mundo estará mucho más integrado. El momento actual es muy difícil porque es de transición. Hay muchos experimentos pero pocos resultados», lamenta.
En esta nueva cita con Verdi, Muti se ha puesto al frente de la Orquesta Titular del Real y la Giovanile Luigi Cherubini, que estarán arropados por el Coro del Real y el de la Comunidad de Madrid. En las voces solistas contará con Tatjana Serjan, Ekaterina Gubanova, Francesco Meli e Ilda Abdrazakov.

«No vuelvo a la Scala de Milán»

martes, 1 de abril de 2014

SANTA TECLA DE LA VIDA ITINERANTE




SANTA TECLA DE LA VIDA ITINERANTE



TRES o CUATRO funciones en un teatro cualquiera: 70 euros más o menos cobrando a taquilla y si es que hay buena recaudación ( si es que hay recaudación ): con horas y horas de estudio, con el talante positivo de hacerlo aunque no ganes porque ante todo, a un@ le gusta el teatro, le gusta la música, se entrega y hace una" acción humanitaria" ( perdonen la petulancia de esta frase ) para que los compañeros no se queden sin trabajo ( y esto lo digo porque a día de hoy, yo dispongo de uno: para nada regalado, puesto que para eso he estudiado y he opositado y sigo estudiando ya no sólo por los demás, sino por mi misma ); Dos horas de ensayo de cualquier zarzuela u ópera para una compañía cualquiera: 20 euros, pagaderos a depende... 3,4, 14 meses... que haya algún "listo" que nunca te haya pagado... que los hay...que andes detrás de los pagadores, de tus compañeros, que te valoren el trabajo invertido, la inmediatez con la que has de aprender la música, que ha de ir perfecta aunque media compañía no se sepa ni su libreto siquiera, por no hablar de la música ( si es que alguno sabe de teatro y/o de música y/o tenga un título que avale dichos conocimientos, aunque muchos de estos directores y o solistas cantantes, se permitan "el lujo" de gritarte, vejarte, humillarte... aunque un@ les mira a los ojos y se dice: pobre desgraciado, que no tienes ni los conocimientos ni tienes los argumentos propios de una persona que sí ha trabajado aunque también ha estudiado y ha estudiado de verdad )... que un director de orquesta no sepa en qué momento ha de dar una buena anacrusa y no confundir dicha anacrusa todo el tiempo cuando ha de dar las entradas correctas, que nadie valore que un pianista no es un karaoke... que a lo mejor el pianista, nunca ha tocado una partitura de nuevas, pero no es un gilipollas y sabe cómo leer una partitura... que tenga un@ que ir detrás de las personas que deliberadamente no pagan, argüyendo que no tienen liquidez, cuando siguen ofreciendo más y más conciertos...que nadie ponga una denuncia porque ningun@ tenga un seguro en caso de accidentes laborales o no se cobren dietas, por no hablar de no recibir un seguro en caso de accidente o muerte en carretera porque no hay ninguna cobertura por si pasa algo cuando vas en furgoneta, apiñados cual maletas... que ningun@ de nosotros no pongamos el grito al cielo por estas y otras tropelías y no nos pongamos a denunciar y la situación se limpie totalmente a nivel artístico... eso, feisbukianos: NO TIENE PRECIO. Sólo el precio de un público itinerante, como itinerante siento que es la vida artística de muchos de nosotros... el aplauso efímero como efímero el valor y reconocimiento por nuestra labor. 

domingo, 23 de febrero de 2014

Este es un post de José Grande, publicado en el grupo "AMIGOS DE LA LÍRICA" de Facebook, hoy 24 de Febrero de 2014.

En estas fechas se están dando a conocer las programaciones de las diversas temporadas en diferentes teatros y entidades de todo el territorio nacional. Es justo reconocerles el mérito que tienen para poder sacar,en estos tiempos de crisis económica y cultural, adelante sus temporadas, a pesar de todos los recortes que han tenido que hacer.
Pero hay algo que cada año me sigue llamando la atención en esas programaciones; y es el hecho de la relativa poca presencia de cantantes españoles en los papeles principales de las óperas.
Aclaro que no tengo nada contra los cantantes extranjeros, faltaría más; yo nunca iré contra el principio de la universalidad del arte, que es la base de la actividad cultural.
Pero hay algunas cosas que no entiendo tal y como está la situación actual. Por ejemplo, no entiendo que los teatros públicos, sostenidos con fondos que pagamos entre todos los españoles, no tengan especial interés en que los cantantes principales y los directores musicales y de escena sean mayoritariamente españoles. A fin de cuentas parece que les debería interesar que el dinero público se destinase prioritariamente a los nacionales antes que a foráneos.
Y tampoco entiendo cómo los cantantes españoles, no luchan por limitar el número de extranjeros que puedan participar en las producciones pagadas, en todo o en una gran parte, con fondos públicos. El sector no está unido, no hay una unión profesional efectiva (como sí hay en otros sectores del mundo artístico y que en éste todo el mundo echa de menos) pero todo el mundo se queja en privado por la situación.
A la vez, quizás hay cierto snobismo entre algunos programadores, que se creen que lo de fuera vende más que lo español. Pues no, la realidad es otra, lo español vende fuera y en cambio no se vende en España.
España siempre ha sido históricamente una cantera inagotable de grandes cantantes; y hoy parece que nos olvidamos de eso. Hay muchos cantantes que tienen que irse fuera para hacer carrera y después volver a casa como triunfadores, porque dentro no han tenido oportunidades. Y eso nos debe llevar a reflexionar sobre el gran patrimonio cultural que representa el mundo lírico para nuestro país. Se habla mucho y se potencian, desde todas las instancias, por ejemplo de Goya, Velázquez, Picasso y tantos otros; y poca relevancia se da a Kraus, Caballé, Fleta, Berganza, Lavirgen y otros muchos, por citar a algunos. Diferente trato a grandes artistas cuando todos forman parte de nuestro patrimonio cultural y han contribuido y contribuyen a esa llamada "marca España".
Ya sé que hay libre circulación de profesionales en la Unión Europea, ya sé que hay globalización (sobre la que podríamos hablar mucho), que todo eso está muy bien. Pero yo me pregunto si no podremos adoptar medidas para favorecer a nuestros cantantes de manera efectiva y si los cantantes españoles no podrán unirse claramente para regular unas condiciones mínimas, o si las autoridades públicas no serían capaces de hacer un código ético de obligado cumplimiento para los teatros y entidades sostenidas mayoritariamente con fondos públicos que vele por un papel preponderante de los artistas de aquí.
Seguramente algunos artistas de fama internacional, que lean esto, no lo considerarán importante, pero la inmensa mayoría de artistas que no tienen esa fama entenderán lo que expreso y reflexionarán sobre ello.
Esta es una reflexión de una noche en la que un café, tomado a una hora tardía, ha decidido que el sueño tiene que esperar. Disculpad la lata que os he dado, pero en mi casa duerme todo el mundo y no les voy a despertar con mis cosas. Un abrazo.

martes, 11 de febrero de 2014

NO HAY MEJOR LECCIÓN QUE PONERSE UNA A CANTAR...

No hay mejor lección que ponerse una a cantar...

Sobre todo cuando una, no es cantante. Ni por talento, ni por conocimiento total. Sólo cuatro experiencias que no completan una trayectoria vocal.

Me acuerdo desde que era muy niña que mi profesora de piano me decía: "esto, lo tienes que solfear como si lo estuvieras cantando "

Y luego mi profe de Piano, Beata, aquí en Madrid, me decía: "esta frase la tienes que cantar ... imagina a Chopin, gran amigo de Bellini... toda su música para piano es lirismo puro ! "

Quien también hablaba de cantar pero a través de los demás instrumentos, era Luis Rego.

Luis venía un día, y te traía a la clase que comenzaba a las 4 en punto, la ristra de objetos imposibles tales como: caleidoscopio, el último grito en aparatejos electrónicos que te medían la acústica de una sala, basada en el tanto por ciento de humedad de la misma... miles de partituras que parecían pergaminos de una biblioteca recóndita de Escocia en pleno siglo XV... las ochentamil llaves de su casa, la casa de su hermana, las llaves de varios armarios, de la clase de cámara... bolígrafos... caramelos...

Y le encantaba enseñar todos esos artilugios... pero como comenzaba por hablarte de tal o cual persona: que si Maurice Ravel. que si Rafael Orozco, Cubiles... que si fulano, sutano, mengano o mengana... que también las había: como su amiga Montserrat Caballé. la Berganza, ...

Yo la verdad, me perdía con tanto nombre. Pero para cada uno había un lazo que unía el artilugio y dicho personaje o persona... y luego lo hilvanaba con esa gracia muy peculiar de Luis, con algún pasaje de la Sonata de Poulenc para Clarinete y Piano o algún pasaje del Quinteto para Piano de Schumman... cada una de esas personas estaban vivitas y coleando, ahí, a nuestro lado en ese u otro compás...

Quién te dice a ti que tienes que hacer los mismos fraseos que hace un violín si lo que aparece en la partitura es un "pizzicato"... ?

Mis compañeros y los chavales a los que instruyo, saben de lo que hablo. Vamos!... que pinzas una cuerda con los dos dedos más fuertes... excepto el pulgar... pero héte aquí el dilema!

Tu vas y haces un pizzicato en el piano y suena: "toc"... en la cuerda suena: "to-ooo-oc"... ESO DURA NANO FRACCIONES de SEGUNDO!

Si  a esto, el "pizziperro", como lo llamaba Rego, le añadías el "vibrato" típico de la cuerda... lo que se oía era un cuerpo sonoro... tipo... catedral de sonidos!!. PERO OJO: SIGUE SIENDO UN PIZZIPERRO!

Cómo te quedas?

Cómo lo articulas en el piano?... ese triste instrumento que no se sabe si es de percusión y cuerda o cuerda bajo la presión de la percu... el caso es que como suena tan árido...

Pues con el milagro del pedal!!

Rego lo llamaba APAGADORES. Y por qué los llama así y no como simple y llanamente se les conoce por Pedal?

Porque es verdad que, un piano, en estado CERO de acción, el apagador sujeta las cuerdas y no vibran.

Si sueltas dicho manubrio, las cuerdas del piano, quedan al aire.

Hay que ser un maestro del uso del apagador. Porque se puede poner un "apagador" total, medio, cuarto, tres cuartos, medio cuarto...

No lo flipo, compañeros. No.

Es así. Hay que tener el arte y el genio para saber usar ese apagador. A esto se suma el conocimiento del uso del apagador en Bach, en Beethoven, en Mozart, en Scriabin, en Ravel, en Schumman, en Chopin, en Bártók...

E imaginaros lo que proyecta un pizziperro un Clarinete, un Violín, una Trompeta, un Timbal...

Hay que ser el Clarinete, el Violín, la Trompeta, el Timbal!

Así que Rego, a mi, en ese Madrid de aquellos años... me dejó muerta y putrefacta. Porque su genialidad, me hacía perder la cabeza y mi integridad. Porque es como cuando tienes un momento de crisis y te pierdes... pero si luchas, si nadas contra corriente para salir a flote, te das cuenta de que lo que has recibido es MAGIA. Es el UNIVERSO. Es la GRANDEZA!

Siempre que te liberes y dejes que lo que suceda te invada... me refiero a que a veces luchar contracorriente sobre algo que no va bien en uno mismo, no sirve de nada; luchar por estar siempre bien, siempre enter@, provoca más rigidez... y más vale dejarse llevar y FLOTAR...Es decir: RENDIRSE porque luego viene la redención...Se trata nada más y nada menos que de un momento de terapia total!... de aceptar... te conviertes en ese Clarinete por unos momentos... articulas ese pizziperro y sinceramente, te fundes. ERES ESE CLARINETE!! Sientes cómo canta ese Clarinete ( Clarinete, Violín o lo que fuese )... trasciendes tu mismo y tu piano y te fundes en el otro instrumento sin perder tu impronta. Y llega la lucha por ser uno mismo... uno es el piano con su fraseo que se funde al de ese Violín o del Clarinete...! Lo pillais, compañeros?


Pues ahora... me ha dado por indagar en el canto en si. Porque es lo que somos: SERES ORGÁNICOS. Es respirar pero en el entretanto, organizar los sonidos "armoniosamente" como se dice por ahí... porque cantar es respirar armoniosamente... y si te toca ser feliz, cantas en base a esa felicidad. Si estás triste, en esa tristeza... si estás enfermo, si sufres miedo, angustia, cantas en todas esas emociones y sentimientos...Pero es otro capítulo que he de dejar por ahora y elaborarlo más tarde porque eso de cantar es harto complicado. Ahora estoy exhausta de tanto flipe... jejej








domingo, 9 de febrero de 2014

Cecilia Vargas Lizarraga pianista, músico, ayer, hoy y siempre

Hablar de mi como Cecilia Vargas Lizarraga, pianista, me resulta aburrido si no menciono a las personas pasadas y actuales que han contribuído y que a día de hoy lo siguen haciendo en mi formación y en mi especialidad como pianista...como músico. Además, me gustaría no abrir este blog con la única finalidad de insertar datos sobre mi formación o mi experiencia laboral y profesional en la música a través del piano como si fuera un curriculum vitae que si acaso, una empresa o una institución ni siquiera va a leer... me gustaría inclusive ir hablando de otros avatares, experiencias, acontecimientos y por supuesto, personas que a día de hoy siguen siendo parte importante en mi vida.

Inicié los estudios primarios en un colegio Norteamericano en Lima-Perú, mi ciudad natal. Allí me crié y gracias a mi madre, Doña Graciela Lizarraga Chavez, impulsó el deseo por un lado de ella, no lo puedo negar, y luego porque a mi me resultó asequible, de tocar el piano.

Me contaba Graciela, que cruzaba las punas de la cordillera, haciendo varios grados bajo cero a las 6 am para poder asistir a sus clases de piano con Doña Day Gine Rattec, antes de ir al colegio para así recibir su hora de clase, cargando sus partituras ...y lo hacía con tal entusiasmo que se le olvidaba ese frío...y la no muy alentadora disposición de su madre: mi abuela para algún día, soñar con tocar el piano por aquí y por allá...sin imaginar que jamás se dedicaría a la música, sino a la Psicología Clínica y a la Deportiva...

Day Gine por lo tanto se encargó de instruírme, tanto en el piano, en la lectura musical y más tarde en el Violín... de hacerme estudiar de memoria unos monólogos interminables previos a cada concierto... y de tocar de memoria siempre.

En mi etapa de colegio, siempre andaba metida en cualquier "fregado" que tuviera que relación con el teatro, con la música, con la danza... de hecho pertenecí al Coro del colegio Mater Admirabilis...!

Comencé a ofrecer recitales a muy temprana edad. Mi profesora parecía no ver dificultad técnica alguna en las obras para piano que me encargaba estudiar porque a los 9 años ya me había tocado todas las Rapsodias de Liszt, varios Bach-Busoni, estudios de Alkan, Chopin, varias Sonatas de Beethoven, de Mozart, de Haydn, más repertorio de Chopin, más Bach, Schubert, Schumann... El primer recital de piano que ofrecí fue con 4 años llevando Sonatas de Mozart, Preludios y Fugas de Bach, estudios de Chopin y de Moscheles... en fin.

A mi madre ya le rondaba la idea en la cabeza de salir de Perú... sin pensar en que la cosa por esos años se estaba comenzando a poner fea. Lo que luego ocurrió fue que ella sufrió amenazas por parte de estudiantes " de la Izquierda más radical" de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos... y entre que ya lo tenía muy claro sobre su futuro fuera de su tierra y porque quería un mundo mejor para mi, cogimos el petate y nos vinimos a Madrid.

Graciela, no perdió ni un solo instante y me matriculó en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Y siempre proporcionó todos los medios para que yo nunca dejara de tocar el piano.

Han pasado muchos profesores por mi etapa estudiantil del Conservatorio pero ahora esa larga lista no es pertinente. Aunque sí menciono a aquellos quienes realmente he sentido que me han instruído, me han enseñado y me han influído y/o han provocado un cambio, un cisma en cada periodo de mi etapa de estudiante.

Mi profesora de Piano para empezar: Doña Beata Monstavicius, Lituana de origen y alumna directa de Rudolf Ganz ( discípulo directo a su vez de Liszt y de Busoni ) en Estados Unidos, de Lazar Lévy y de Marcelle Heucklin en Paris. Una mujer exquisita, elegante, que hablaba 6 idiomas. Fue mi maestra durante más de 10 años. La mejor y más grande profesora que he tenido el orgullo de tener.

Don Luis Rego, discípulo directo de  José Cubiles, entre otros, a quien primero lo conocí en los tribunales de examen de Música de Cámara y quien posteriormente fue mi maestro. Un maestro del piano, un conocedor sin límite de todo tipo de repertorio camerístico y pianístico y como no podía ser de otra manera: orquestal...un hombre cargado de sabiduría, de experiencia, de talento.

Don Emilio Molina, Catedrático de Acompañamiento, Improvisación y Transporte. Con él me dio más de un ataque de histeria, o de sentir que no sabía nada y de sentirme ridícula muchas veces puesto que sólo era "pianista". El me abrió los ojos a otras realidades del piano como instrumento no sólo solista, sino orquestal y grupal... de conocer a fondo la partitura y de acercarme a la Dirección de Orquesta.

Pasé por la Academia Superior de Música de Budapest ( Hungría ) durante 14 meses. Tengo el recuerdo de una ciudad totalmente bohemia, donde los músicos, los instrumentistas, compositores, los estudiantes entre si, son venerados por la sociedad... Oigan esto: disfruté de no poder asistir A LA VEZ a 14 conciertos por día... y quedarme con alguno que en ese momento me podía permitir... no sólo conciertos de piano: cámara, Ópera, Conciertos con Orquesta... todo el repertorio clásico posible. Fue increíble. Como también fue increíble el levantarse a las 6 am para tener la clase de Piano o de Música de Cámara a las 8 am con 14 grados bajo cero... pero eso eran nimiedades al lado de toda la vorágine cultural de esta ciudad.

Conseguí mi titulación como Profesor Superior de Piano y Profesor Superior de Música de Cámara por el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid después de volver de Budapest. Conseguí el Premio de Honor Fin de Carrera en Música de Cámara con Piano, habiendo tocado tanto en conciertos como cursos, un repertorio extenso de Música de Cámara: en talleres, seminarios, más conciertos, dúos, tríos, cuartetos, quintetos, etc... y con ellos bajo el brazo, me presenté a las oposiciones de 1992 como Pianista Acompañante. Mi primer destino nada más realizar dicho examen fue el Conservatorio de Gijón.

Fueron todas esas personas, todos los profesores, el equipo directivo que contribuyeron a mi ahora sí: formación como PROFESIONAL a quienes les debo decir: GRACIAS!... La larga lista de Profesores no la incluyo porque se me ha olvidado algún que otro apellido y no me gustaría hacer un feo si se me olvida mencionar a alguno. Pero esos tres años allí en esa maravillosa ciudad, me dieron más y más fuerza y confianza una vez que volví a Madrid en 1995.

Lo bueno es que no estuve cambiando deliberadamente tanto de Centro. Estuve durante 5 años en el Conservatorio, antiguamente llamado "Angel Arias Maceín", del cual no tengo un recuerdo ni bueno ni malo. Me queda el recuerdo de un Conservatorio con bastantes problemas de gestión y de organización... aunque sí he de agradecer a Don Pedro Luis Domingo, compañero de Solfeo de dicho centro, director de orquesta, pianista, violinista y compositor quien me introdujo en el mundo de la Zarzuela. Gracias a él recibí el primer aprendizaje de leer "prima vista" todas las partituras de zarzuela que se me ponían delante, saber acompañar a cantantes, unas veces amateurs, otras profesionales. Gracias a él es que comencé a ser un poco más conocida en el circuito de pianistas repertoristas de cantantes.

Si bien es cierto que no he dejado de formarme, asisitiendo a Cursos, Seminarios, Talleres y demás no sólo sobre la técnica pianística, sino también en el mundo del Jazz, la Improvisación, la Música de Cámara, la Big Band, etc y etc... cuando pedí el traslado al Conservatorio Joaquin Turina en el año 2000, tuve el verdadero placer de conocer de nuevo a un músico brillante y un gran maestro: Don Andrés Zarzo. Y varios años más tarde decidí hacer el curso básico de Dirección de Orquesta con él.

He de mencionar a tres personas que desde otro plano, han contribuído y aún puedo decir que me están influyendo porque es así como lo siento, para conocer aún más la Escena. Tanto la teatral como la Lírica.

Don Miguel Angel Arqued, pianista, maestro repetidor del Teatro Real, un muchacho joven que un día mediante llamada telefónica, confió en mi para seguir haciendo ensayos tanto de Ópera como de Zarzuela y de seguir haciéndome conocer en estos ámbitos del teatro.

Doña Carmen Dólera, una señora de la escena, actriz y directora de escena. Una Valenciana entregada a su arte. Es ella quien me ha picado en la curiosidad para indagar más en el teatro y en el teatro Español en concreto. Ella me ha dado las oportunidades de ser pianista de sus producciones y he aprendido y sigo aprendiendo en cada uno de sus ensayos, montajes, estrenos. La conocí durante el verano de 2012 cuando estábamos participando en el teatro Alcázar-Cofidis ofreciendo " Agua, azucarillos y aguardiente ", " La Verbena de la Paloma " y la " Tabernera del Puerto " con roles protagónicos en las tres zarzuelas.

Y gracias a otras personas, y a otros compañeros es que he podido hacer música. He seguido con la zarzuela y la ópera. Y he conocido a gente buena, con ganas de subirse a los escenarios a pesar de que a día de hoy ni obtienen un sueldo digno ni reciben un buen trato ni por parte de empresarios ni de directores de escena pero siguen vivos gracias a la ilusión de cantar o de ponerse en la piel del personaje que asumen. A todos ellos, mi reconocimiento y gratitud.

Tengo el privilegio y la suerte de seguir estando en los escenarios así como de compaginarlo con la enseñanza. y sigo haciéndolo, aunque no niego que esto del teatro, me tira. Me tira todo el cuerpo de artistas que cantan, actúan, bailan ... recorrer ciudades para hacer música, teatro... arte en definitiva. Esto es lo que quiero seguir haciendo y será así. No sé si luego toca volver a marchar de España... pero hoy, es un momento importante y he de disfrutarlo al máximo.